"Donde funciona un televisor hay alguien que no está leyendo"
John Irving, escritor estadounidense. (1942)

27 de noviembre de 2012

¿Acertada reaparición de Iñaki Urdangarin?

Cuando la crisis creada por el “Caso Nóos” en el que presuntamente estaría implicado el Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, parecía al menos encauzada por los cortafuegos creados por la Casa Real alrededor de todo lo relacionado con él, lo que afecta incluso a Doña Elena separada públicamente del resto de la Familia Real, cuando la opinión publica había empezado a entender que una cosa es Urdangarin y sus negocios y otra muy distinta, la Corona o el Rey, a alguien de Zarzuela se le ocurrió la idea de autorizar o consentir, esperemos que no recomendar bajo el pretexto de imagen de unión familiar, la aparición pública del yerno de Su Majestad con lo que eso supone de nuevo golpe para la imagen de la Corona.

Parece que Zarzuela no termina de acertar en la gestión de esta crisis, al permitir de nuevo la aparición en primera línea, junto al resto de la Familia Real, de Iñaki Urdangarín y su esposa. Podemos suponer que quieren evitar las críticas de la última vez cuando las visitas al Rey en el hospital por parte de su familia fueron escasas. Si en aquella ocasión se pecó por defecto, en esta se peca por exceso, con la aparición de una persona, que lamentablemente debería estar, al menos hasta que haya juicio y sentencia firme, lo menos asociada posible a la Corona.

Desde el punto de vista de la comunicación de crisis, la percepción que puede tener esta aparición en la opinión pública tras meses de ostracismo promovido por la propia Casa Real, es que todas las actuaciones llevadas a cabo durante ese período pueden haber sido simple maquillaje, por no hablar de que con esta reaparición, los medios volverán a remover todo lo relativo al caso con lo que eso significa.

En situaciones de crisis, además de ser transparentes hay que ser creíbles a través de actuaciones concretas, claras y sinceras por muy dolorosas o costosas que puedan resultar, y la aparición del yerno del Rey hoy en el hospital donde Su Majestad convalece de una operación, no transmite precisamente credibilidad de Casa Real en la gestión del “Caso Nóos”. Porque la opinión pública puede hacerse preguntas como ¿ya está perdonado por la Familia Real? ¿El ostracismo que ha sufrido estos últimos meses ha sido simulado?

En fin, Zarzuela parece que necesita un plan global y serio de comunicación para echar de nuevo a andar con paso firme y decidido que la aleje de esta crisis, la peor desde la subida al Trono de Su Majestad, pero parece que tropieza cada vez que intenta caminar de nuevo.

El traumatólogo del Rey, Ángel Villamor, dijo tras esta última intervención que espera que “esta operación sea la definitiva”. Traslademos la frase al “Caso Nóos” y esperemos que este sea el último error en la gestión de la comunicación, para que la Corona pueda volver a caminar con paso firme y seguro en beneficio de la Nación.

26 de noviembre de 2012

Triada Comunicación y Aleph Comunicación firman un acuerdo de colaboración estratégica

Las agencias españolas Triada Comunicación y Aleph Comunicación han firmado hoy en Madrid, un acuerdo de colaboración estratégica para el desarrollo de proyectos encaminados al diseño e implementación de programas de gestión y formación para empresas en el área de la comunicación de crisis, donde ambas compañías tienen amplia experiencia.

El proyecto se basa en un modelo consolidado y una oferta de servicios que da respuesta a las necesidades de las empresas, organizaciones e instituciones para solventar situaciones críticas de cara a la opinión pública, con el objetivo de evaluar las necesidades de las compañías y poder dotarlas de las herramientas necesarias para la gestión de crisis, que van desde el diseño de las mismas, hasta el asesoramiento permanente.

Por parte de Triada, el responsable será su director, Juan Marcos Vallejo, mientras que por Aleph, lo será su director general, Fran Rosillo. Ambos suman casi 30 años de experiencia contrastada en comunicación de crisis donde han trabajado en sectores que van desde el sector petroquímico, hasta el de transporte ferroviario, pasando por el farmacéutico, zoosanitario o alimentario, además de haber asesorado a organismos de distintas administraciones públicas.

Triada, creada en 2003 está compuesta por profesionales del periodismo y la comunicación con experiencia en diferentes sectores productivos, mientras que Aleph fundada en 1990, cuenta con profesionales especializados en distintas áreas de la comunicación.

El look rockero de Elena Valenciano


La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, asistió con esta pinta, recogida por la edición digital de ABC, a la primera reunión del Comité Regional de su partido celebrada este pasado sábado en La Rioja, pero parece que confundió dicho encuentro con algún concierto de rock en algún garito cual fan de Nirvana, a los que debe asistir de esta guisa.

Imágenes así nos hacen pensar si el desconocimiento absoluto a la hora de vestirse en actos públicos y oficiales o el mal gusto a la hora de elegir indumentaria o de comportarse públicamente, forma parte del ADN de algunos de nuestros políticos, porque llueve sobre mojado.

Basta con recordar a la reincidente Carme Chacón empeñada en saltarse olímpicamente el protocolo en los actos de la Pascua Militar, convencida de lo acertado de su elección, a la exministra Leire Pajin estirándose y bostezando en el escaño como si estuviera en el sofá de su casa, al matrimonio Zapatero con sus hijas góticas junto a Obama y esposa, o al descorbatado Cayo Lara en el Congreso o en Palacio, con la sempiterna camisa con cuello Mao, no sabemos si por afinidad ideológica o desconocimiento sobre cómo debe vestirse un representante público en determinados actos sociales, de partido o institucionales.

Por enésima vez, algunos de nuestros representantes y líderes públicos demuestran lo necesitados que están de un adecuado asesoramiento de imagen y protocolo social e institucional que les enseñe que además de ser ellos mismos, son la imagen del partido, de sus votantes o de la organización a la pertenecen.

Con el asesoramiento adecuado, aprenderían a vestir y comportarse de manera correcta en determinados actos públicos, sociales o institucionales. Aprenderían a saber que ello no supone ni menoscabo de su personalidad, ni abdicación de su ideología. Simplemente demostrarían que saben estar, saben comportarse y están bien educados.