"La prensa es una boca forzada a estar siempre abierta y a hablar siempre. Por eso, no es de extrañar que diga muchas más cosas de las necesarias, y que a veces divague y se desborde"
Alfred de Vigny, poeta, dramaturgo y novelista francés. (1797-1863)

8 de junio de 2012

Comunicación de la I+D+i


Cada día es mayor el interés social por la información científica y tecnológica, pues los ciudadanos son conscientes de que solo el desarrollo tecnológico puede hacer prosperar a un país. Basta con echar un vistazo a los medios de comunicación ya sean digitales o tradicionales, para darse cuenta de que publican más noticias de carácter científico para alimentar el interés de sus lectores, oyentes, telespectadores o cibernautas.

Porque en estos momentos de crisis económica y laboral, es la investigación, el desarrollo y la innovación, la famosa I+D+i, la tríada que puede ayudar a nuestro país a salir de la recesión y volver al crecimiento y la generación de empleo, por lo que además de apostar por ella, hay que saber comunicarla para incrementar la cultura tecnológica y científica del ciudadano de a pie.

Es por ello preciso, mejorar y potenciar significativamente la cantidad y calidad de la información científica y técnica de la I+D+i española. Las empresas, plataformas tecnológicas o centros de investigación deben elaborar informaciones lo más alejadas posible del autobombo, de la promoción o la publicidad, deben dirigirse además de a sus públicos objetivos y sectoriales, a la ciudadanía en general para que se conozca su labor en investigación e innovación, y lo que ésta aporta a la sociedad, al ciudadano. En definitiva, que se conozcan más y mejor los beneficios económicos y sociales de su labor científica, lo que sin duda contribuirá a que la innovación tenga más espacio por ejemplo en las secciones de “ciencia y tecnología” de los medios generalistas.

Por otro lado, es necesario que el mundo de la investigación y la innovación sea capaz de trasladar a los periodistas su trabajo de un modo claro que huya de los tecnicismos, para que luego el profesional de la comunicación pueda elaborar noticias y artículos que conciten el interés de la sociedad, porque mejorar la comunicación de la I+D+i no solo consiste en organizar jornadas informativas, crear webs o lanzar notas de prensa, pues todo eso no servirá para comunicar mejor, si al final la labor realizada no trasciende más allá del ámbito sectorial o técnico, si el ciudadano no es capaz de ver las aplicaciones que la labor científica puede aportar a su vida, si una invención o idea innovadora no se utiliza para cubrir una necesidad concreta y ello se visualiza.

No es un problema de los medios, sino más bien de las fuentes informativas que deben mejorar la calidad de la información que emiten y adaptar ésta a los diferentes formatos y públicos a los que se dirigen, para poder así incrementar su visibilidad informativa y corporativa, todo ello a través de la implantación de un plan de actuación encaminado a armonizar la necesidad de comunicar con la necesidad de informar de los medios, así como establecer de manera clara los objetivos de un plan que permita una comunicación más efectiva de la actividad en I+D+i.