"La boca amable multiplica sus amigos; la lengua que habla bien multiplica las afabilidades"
Libro de Sirácides

11 de enero de 2012

Nicolas Sarkozy, Caballero de la Insigne Orden del Toisón de Oro

El próximo lunes 16 de enero, Su Majestad el Rey impondrá a Su Excelencia el Presidente de la República Francesa, Nicolas Sarkozy, el Collar de la Insigne Orden del Toisón de Oro, en "testimonio de Mi Real aprecio", según reza el Real Decreto 1765/2011 de 25 de noviembre, que convertirá al presidente francés en el caballero número 23 de los que ingresan en la Orden desde la ascensión al Trono de Juan Carlos I, siendo la primera vez que la recibe un presidente de República en el actual reinado.

La Insigne Orden del Toisón de Oro fue creada en 1430 por Felipe el Bueno, Duque de Borgoña, con motivo de su boda con la princesa Isabel de Portugal. Su entrada en la Monarquía Española se produjo a través de Felipe el Hermoso y Carlos I que transmitieron la soberanía de la Orden a la Corona de España, convirtiéndose en la condecoración más prestigiosa del mundo y la más importante que concede en exclusiva el Rey de España como Jefe y Soberano de la Orden, mientras el Gobierno se limita a conocer la decisión real y ordenar su publicación en el B.O.E. como mero trámite administrativo.

La Orden que recibe el nombre del mítico vellocino de oro, cuya búsqueda llevó a cabo la figura mitológica de Jason que simboliza la prosperidad y el heroismo, se materializa en un collar de oro formado por eslabones en forma de "B" de Borgoña, entrelazadas y unidas por piedras centelleantes inflamadas de fuego esmaltadas en azul y rematadas por un carnero de oro, con una frase en latín que dice: "Ante feriti, quam flamma micet" (golpea, antes de que surja la llama).

La condecoración no es hereditaria ni transmisible. Cada ejemplar está numerado y debe ser devuelto a la muerte del titular, aunque algunos collares se han "perdido" según los herederos de algunos galardonados.

Algunos de los más recientes caballeros han sido el expresidente, Adolfo Suárez, el exdirector de la Real Academia de la Lengua, Víctor García de la Concha, y el político, físico y diplomático, Javier Solana, a los que ahora se unirá el Presidente de Francia.

En sus origenes, la entrada en la Orden solo estaba permitida a hombres que fueran miembros de la realeza o la nobleza, siendo los méritos para poder acceder a la misma los de ser fiel servidor de los débiles, la Iglesia y el Rey, mientras que en la actualidad es un premio a la excelencia sin importar la condición del premiado, sea este noble o plebeyo, ni tampoco su fe. En el caso de Sarkozy el motivo ha sido su cooperación en la lucha contra ETA.

Lamentablemente la Ceremonia de Imposición del collar ha perdido solemnidad y vistosidad con el paso del tiempo y por una exagerada modernización de la liturgia monárquica, que ha hecho que un acto que se celebraba en el Palacio Real en presencia de caballeros y con un rico protocolo, haya quedado en una breve ceremonia en el Palacio de la Zarzuela en la que a los nuevos caballeros ni siquiera se les impone el collar, simplemente se les entrega en un estuche.

Al menos, según se ha anunciado, en esta ocasión será el Palacio de Oriente el marco incomparable donde se celebrará el acto, tras el cual Sus Majestades los Reyes ofrecerán un almuerzo en el comedor de diario a Su Excelencia Nicolas Sarkozy, nuevo Caballero de la Insigne Orden del Toisón de Oro.