"ESE DÉBIL MÉTODO DE EDUCACIÓN AL QUE SOLEMOS LLAMAR INDULGENCIA, DESTRUYE TODA LA FUERZA DEL ALMA Y DEL CUERPO"
Marco Fabio Quintiliano. Retórico y pedagogo hispanorromano. (35-100)

13 de enero de 2011

La Web 2.0 cambia la forma de hacer relaciones públicas

Las relaciones públicas han iniciado una transformación ya imparable a causa de la denominada Web 2.0. El año que ahora comienza verá la implantación definitiva de una nueva forma de trabajar en el sector, donde Internet, la comunicación online y las redes sociales adquirirán mayor protagonismo.

El portal de marketing, publicidad y medios, Marketing Directo http://www.marketingdirecto.com/, recoge las principales tendencias para este 2011 en el ámbito de la comunicación y las relaciones públicas, donde la comunicación online y las redes sociales pasarán a convertirse en las principales centrales de comunicación al ser plataformas de intercambio de noticias, fotos, vídeos e información sobre productos y servicios, lo que hace de ellas un punto de atracción e interés para las empresas y corporaciones que no quieran quedar atrás.

Cada vez más compañías, desde las pymes a las grandes corporaciones, se dan cuenta de que las redes sociales como parte de la red social, les permiten un mayor acercamiento a los usuarios, los consumidores y en definitiva, a todos aquellos públicos que son de su interés. Unos públicos que cada vez más tienen a Internet como su principal punto informativo.

Como ejemplo de esto, según la Asociación de Internautas, la Red se ha convertido en la principal fuente de información para casi el 70% de los usuarios, mientras que más del 43% da veracidad a esa información, un 30% ha colgado alguna vez un comentario sobre productos o servicios y cerca del 30% sólo lee la versión electrónica de la prensa.

España es tras Brasil el país del mundo con el mayor porcentaje de usuarios de redes sociales, mientras que según datos de Telefónica, en 2009 el número de usuarios de Internet superó los 24 millones.

Datos en definitiva que demuestran que las personas están pasando a ser el centro atención de las acciones de relaciones públicas y comunicación de las empresas. Los ciudadanos comienzan a ganar cada vez más protagonismo en detrimento de los medios de comunicación convencionales, pues las compañías empiezan a apostar cada vez más por las redes sociales, los blogs especializados o sectoriales, así como por mejorar el posicionamiento de sus webs en los motores de búsqueda de Internet. Todo ello con un solo objetivo: acceder directamente al usuario, cliente o persona interesada en sus productos, servicios o en la empresa o sector correspondiente.

Las compañías y entidades han visto la importancia de Internet como gran espacio de oportunidades corporativas, al que más pronto que tarde deberán incorporarse sino quieren quedar atrás. Ha comenzado la era de las relaciones públicas 2.0.