"La prensa es una boca forzada a estar siempre abierta y a hablar siempre. Por eso, no es de extrañar que diga muchas más cosas de las necesarias, y que a veces divague y se desborde"
Alfred de Vigny, poeta, dramaturgo y novelista francés. (1797-1863)

26 de diciembre de 2011

El discurso del Rey

El discurso de Navidad de Su Majestad el Rey no defraudó y demostró una vez más que la Corona siempre sintoniza con su pueblo, en cualquier circunstancia o situación por dura que ésta sea para la sociedad o para el propio monarca, en un año como el que termina que algunos comparan ya con el "annus horribilis" padecido por Isabel II de Inglaterra.

El mensaje fue en la palabra y en el gesto, ejemplar. En lo que a la palabra se refiere, hizo un recorrido por los asuntos que afectan y preocupan a los españoles. Habló de la gravísima situación económica por la que atravesamos, de los parados y jóvenes que buscan un primer empleo que no encuentran y mencionó a la familia como institución básica de cualquier sociedad, que sirve en estos momentos en España como amortiguador a los golpes que reciben los ciudadanos.

A pesar de que algunos creían que el Rey no hablaría del escándalo Urdangarín, sí que lo hizo y de manera clara para señalar que una cosa es la familia y otra la Corona, y que por más que pueda dolerle en el ámbito personal, aquella ha de sacrificarse por el bien de ésta. Cualquier actuación o actividad censurable que pueda poner en cuestión su prestigio y buen hacer por falta de ejemplaridad o ética deberá ser juzgada y sancionada con arreglo a la ley. Porque tal y como señaló el Rey, "la justicia es igual para todos" y por tanto se debe aplicar con total ejemplaridad sin mirar rangos o cargos.

También habló Don Juan Carlos de los terroristas de ETA, a los que exigió la entrega de las armas y la total desaparación de la organización asesina, además de recordar la impagable deuda que todos los españoles tenemos con nuestros compatriotas que han sido víctimas en mayor o menor grado de los asesinos etarras.

Por último y antes de finalizar haciendo una invocación a la unidad de todos los españoles para sacar adelante a la nación, mencionó la labor desarrollada por S.A.R. el Príncipe de Asturias como Heredero de la Corona en este último año, al subrayar lo que su figura tiene de continuidad, servicio y futuro para España, lo que reafirma el valor que supone para el país la Monarquía como institución.

Por lo que al gesto y la escenografía se refiere, el discurso del Rey fue un mensaje mucho más acompañado por el lenguaje gestual que en otros años. Su Majestad reafirmaba o resaltaba con el rostro o el movimiento de las manos aquellos pasajes que deseaba que llegaran intencionadamente mejor al espectador.

En cuanto al escenario, le acompañaban como en otras ocasiones, el tradicional árbol navideño y el precioso Misterio de Patrimonio Nacional, junto con la bandera nacional y una fotografía que en esta ocasión era la suya con el presidente saliente Zapatero y con su nuevo primer ministro, Mariano Rajoy. Con él entre ambos, esa foto transmitía el valor de la Corona como garante entre otras cosas, de estabilidad institucional, de alternancia en el poder y de continuidad.

Un mensaje el de este año, que ha servido para reforzar a la Corona y demostrar una vez más que el Rey no se arruga ante los problemas que puedan venir por graves o personales que sean, y que tanto él como Don Felipe son la base sobre la que se asienta nuestro presente y se construye nuestro futuro.

21 de diciembre de 2011

Ceremonia de toma de posesión del Presidente del Gobierno del Reino de España

Hoy en el  Palacio de la Zarzuela y ante Sus Majestades los Reyes de España, Mariano Rajoy Brey tomará posesión del cargo de Presidente del Gobierno, lo que le convertirá en el sexto primer ministro del periodo democrático que ha tenido Su Majestad desde que accedió al Trono.

En nuestro país, el ceremonial de toma de posesión es sencillo en comparación por ejemplo con el que tiene lugar en Japón, donde la ceremonia se celebra en el Palacio Imperial, con el Emperador en su trono y un protocolo más rígido y solemne, donde la etiqueta es el chaqué y el traje largo para las mujeres.

En nuestro Reino la toma de posesión tiene lugar en el salón de audiencias de Zarzuela, una vez que el Boletín Oficial del Estado publica el nombramiento del nuevo presidente y este puede acudir a Palacio a jurar o prometer su cargo ante Don Juan Carlos.

El escenario que hoy acogerá el transcendental acto será como decíamos, el salón de audiencias de la residencia real, donde habrá una pequeña mesa con un paño de terciopelo con bordados dorados, encima de la cual se colocarán sendos cojines de terciopelo en los que los se apoyarán un ejemplar de la Biblia y otro de la Constitución, abierto en el Título IV relativo al Gobierno y la Administración. En el centro un crucifijo de plata sobredorada.

Además de los Reyes, asistirán a la toma de posesión los presidentes del Congreso y del Senado, los presidentes del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo, el jefe y el secretario general de la Casa del Rey y el ministro de Justicia en funciones como Notario Mayor del Reino. La etiqueta del acto será traje oscuro y vestido corto para las mujeres.

El señor Rajoy desde un extremo del salón se dirigirá hacia la mesa, inclinará respetuosamente la cabeza ante los Reyes, apoyará la mano derecha sobre la Biblia y pronunciará la siguiente fórmula de toma de posesión: "Juro (o prometo) por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de Presidente del Gobierno, con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros".

A continuación, tras inclinar de nuevo la cabeza ante los Reyes, regresará al fondo del salón donde recibirá la felicitación de Sus Majestades y juntos se harán la fotografía oficial. La ceremonia de toma de posesión habrá terminado.

16 de noviembre de 2011

Protocolo: ocho años perdidos

Llega a su fin la segunda legislatura de Rodríguez Zapatero. Ocho años en los que se ha desaprovechado la ocasión de mejorar y modernizar lo relativo al protocolo en nuestro país.

Para empezar, tras casi treinta años de su entrada en vigor, todavía sigue sin tocarse el Real Decreto 2099/83 sobre el Reglamento de Ordenación General de Precedencias del Estado para entre otras cosas, adaptarlo al desarrollo que ha tenido el modelo territorial español, nuestra incorporación a las instituciones de la Unión Europea y en definitiva, la paulatina consolidación de nuestro régimen de libertades que lógicamente también afecta a lo relativo al mundo del protocolo.

La única excepción a esto ha sido la reciente actualización del Reglamento de Honores Militares por el Real Decreto 684/2010, que regula entre otras cosas los honores militares que recibirán las autoridades del Estado en los actos oficiales.

Uno no puede dejar de pensar ante la inacción gubernamental, que ésta se debe a su desinterés por el asunto en lo que a Europa se refiere y a los intereses políticos y electorales en lo que a España concierne, pues la aplicación en determinadas comunidades autónomas de aspectos protocolarios podría herir susceptibilidades en los sensibles partidos de corte nacionalista.

Pues bien, en lugar de afrontar las necesarias reformas que actualizasen todo lo referido al protocolo tras consultar con el sector, se optó por tomar medidas para la galería promulgando normas como el "Código de buen gobierno de los miembros del Gobierno y de los altos cargos de la Administración General del Estado", donde se hacen concesiones al populismo suprimiendo más por desconocimiento que por otra causa, el tratamiento de excelencia e ilustrísima para los cargos del Estado o la supresión de la Dirección General de Protocolo del Ministerio de Asuntos Exteriores, y por ende, la degradación de la figura del Introductor de Embajadores.

Todo esto por no hablar de las numerosas y repetidas meteduras de pata de la Administración, donde las banderas se colocaban al libre albedrío, en las ceremonias oficiales los representantes del Gobierno saludaban como mejor les parecía, o los señores ministros se vestían según sus gustos pasando olímpicamente de lo establecido en cada caso por el protocolo. En definitiva, ocho años perdidos.

Ahora solo nos queda esperar que el nuevo gobierno afronte de una vez por todas la necesaria actualización del protocolo en nuestro país, pero dejando a un lado complejos, populismos y pretendidas modernidades, para tener en cuenta las necesidades e intereses del sector, la opinión de los profesionales y la tradición de un viejo reino como España, que puede tener el mejor y más moderno protocolo, sin renunciar a su historia, sus tradiciones y sus instituciones seculares.

23 de septiembre de 2011

No al control informativo en RTVE

La clase política representada en el Consejo de Administración de RTVE, votará hoy en una reunión extraordinaria contra su decisión tomada hace dos días que permitía a los representantes del PSOE, PP, CiU, IU, UGT y CC.OO., inmiscuirse y supervisar la escaleta y los contenidos de los informativos de la televisión pública, lo que ha puesto de manifiesto su escaso conocimiento de lo que es y supone la libertad de información.

Es cierto que la labor de los periodistas, como la de cualquier otro profesional, puede mejorarse. Es cierto que la objetividad e imparcialidad de los informativos de RTVE es manifiestamente mejorable, igual que lo es la de otros medios públicos y privados de nuestro país.

Pero dicho esto, lo que pretendían los representantes de los partidos y sindicatos mayoritarios en el Consejo de la Corporación, está mucho más cercano a la censura y al control de la información, que a lo que alguno de ellos ha denominado "supervisión" para intentar justificar tanta torpeza.

Afortunadamente la Constitución de 1978 consagra la libertad de expresión e información. Lo votado por los consejeros iba de manera clara contra estos principios esenciales de toda democracia, contra el trabajo y la libertad de unos profesionales como son los periodistas.

Lo mejor que pueden hacer los consejeros tras votar contra su conversión en censores, es dimitir. Con ello harían una importante contribución a la defensa de la libertad de información en España.

9 de septiembre de 2011

Pensar antes de hablar

Parece que nuestra clase política sigue sin aprender cómo debe comunicar a los ciudadanos sus intenciones de gobierno a la hora de pedirles el voto en unas elecciones generales.

Nos referimos en este caso al charco en el que se ha metido el vicesecretario general de Comunicación del Partido Popular, Esteban González Pons, tras declarar en rueda de prensa que en el supuesto de salir ganador el PP, pretenden crear 3,5 millones de puestos de trabajo.

Aunque no ha sido una promesa firme al estilo de la que en los años 80 lanzó Felipe González de crear los fracasados 800.000 empleos, si ha servido para que el público en general y el PSOE en particular con Rubalcaba a la cabeza, lo tomen como un compromiso de un potencial gobierno del PP.

Vistas las repercusiones que las palabras de González Pons han tenido, tanto él como su partido se han lanzado rápidamente a aclarar que en ningún caso esos puestos de trabajo son una promesa o compromiso, sino más bien "una aspiración".

Sabemos que es fácil dejarse llevar por la emoción o el entusiasmo a la hora de hacer declaraciones y más si el ámbito de actuación es el de la política, pero es precisamente ahí donde más se deben extremar las precauciones para evitar meterse en charcos de los que después siempre se sale mojado.

Hay que tener muy claro el mensaje que se quiere lanzar, lo que se quiere decir y el modo de expresarlo para que no dé lugar a equívocos o interpretaciones erróneas, además de conocer muy bien el perfil del público al que van dirigidas nuestras palabras.

Pues bien, una vez más estos principios se han olvidado y el resultado de las palabras de González Pons ha sido el contrario al que el PP y su portavoz pretendían, pues se han vuelto contra ellos y han tenido que salir rápidamente para aclarar, desmentir y puntualizar esas declaraciones.

Por tanto, sería bueno que nuestros políticos de cara a la intensa actividad electoral de las próximas semanas, no olviden que si en la vida es bueno pensar antes de hablar, en política y en campaña electoral esto se convierte en una obligación.

25 de julio de 2011

Seamos serios

La última polémica por la manera de vestir en lugares públicos e instituciones, ha sido la que tuvo lugar estos días en el Congreso de los Diputados entre el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y el presidente de la Cámara, José Bono, por la ausencia de corbata en el traje del ministro, so pretexto de que así se ahorraba energía.

En esta ocasión el señor Bono vio la puerta abierta para retomar la cuestión sobre la indumentaria en la Cámara Baja, que días pasados puso también sobre el tapete al prohibir la entrada en la misma de aquellas personas que acudan en bermudas o camisetas de tirantes.

En este sentido no se puede estar más de acuerdo con el presidente del Congreso, ya que es necesario poner coto a la desidia en la manera de vestir con la que cada vez más se va por la calle, se asiste a algunos actos públicos o se acude a edificios oficiales o religiosos, de manera especial en los meses de verano con la excusa del calor.

Independientemente de que se ahorre más o menos energía al usar traje y corbata, no es menos cierto que en determinados lugares y ante determinadas actividades profesionales es preciso guardar el decoro y el respeto institucional correspondiente evitando acudir como si fuéramos a tomar unas cañas, dar un paseo con los amigos, darnos un chapuzón en la piscina o acudir al cine del barrio.

Es necesario que los ciudadanos recuperen el decoro a la hora de elegir la ropa para realizar su actividad diaria y profesional. El usar traje y corbata en el caso de los hombres para determinados ámbitos profesionales, debe ser en unos casos consecuencia del sentido común, y en otros de respeto a la institución y organismo al que se pertenece o asiste.

En última instancia uno debe vestir de acuerdo al cargo que ostenta y a lo que representa. Ser diputado, senador, ministro, ejecutivo, directivo de una empresa o alcalde conlleva aparejada la necesidad de trasladar socialmente la seriedad, profesionalidad, excelencia y respeto que a través de la persona tiene la institución o entidad a la que se representa.

Así se evitarían por ejemplo imágenes impresentables como el último relevo en el Ayuntamiento de San Sebastián, donde Odón Elorza, alcalde saliente, y Juan Carlos Aguirre, alcalde entrante, acudieron vestidos de manera informal y totalmente inadecuada para una transmisión de poderes, tal y cómo se ve en la foto de Efe publicada por http://www.laopiniondemurcia.es/. Por su vestimenta más parecía que estaban de vinos en una tasca, que en el Salón de Plenos del Ayuntamiento donostiarra celebrando un acto de gran solemnidad como es la toma de posesión del nuevo alcalde.

Con la manera de vestir con la que ambos acudieron demostraron su poco respeto a la institución que representan y a los ciudadanos que les votaron.

La modernización en los comportamientos sociales o la climatología no es excusa para vestir de manera inadecuada e irrespetuosa en un lugar, en un acto o representando a una institución. Hay magníficos y frescos trajes de verano tanto para hombre como para mujer que sin duda ayudan a combatir la canícula sin mostrar descuido y desinterés en el vestuario. Igual que acudir a un acto en pantalones en lugar de la falda establecida no es sinónimo de modernidad.

De seguir así, terminaremos viendo como se jura ante el Rey en pantalones cortos y camiseta, como se acude a determinados trabajos con un pareo o a sus señorías en el Parlamento vestidos con chándal y deportivas. La chabacanería y la vulgaridad estarán servidas. Seamos serios.

2 de junio de 2011

La gestión de una crisis no debe importar un pepino

Los pepinos vuelven a meter a España en una crisis alimentaria, y una vez más, la gestión adecuada de la misma ha brillado por su ausencia a todos los niveles de la Administración del Estado. Desde Moncloa a las consejerías autonómicas afectadas, pasando claro está, por los ministerios correspondientes.

Si bien es cierto que la situación es culpa de las irresponsables declaraciones de la consejera de Salud de Hamburgo, Cornelia Prüfer-Storcks, avaladas por la canciller Merkel sobre la supuesta españolidad de la contaminación de los pepinos por la bacteria E.coli, no es menos cierto que las autoridades españolas no han estado a la altura.

Una vez más se ha puesto de manifiesto lo grave que es no saber o no conocer los procesos de prevención y gestión de la comunicación en una crisis, donde es necesario contar con una buena base sobre la que poder asentar los procedimientos de actuación cuando se produce una situación como la que está afectando ya no sólo a los pepinos, sino a todo el sector hortofrutícola nacional.

No nos cansaremos de repetir que las crisis deben gestionarse mucho tiempo antes de que se produzcan, a través del diseño y la puesta en marcha de planes de gestión de crisis que cubran todos los ámbitos de interés e importancia, con lo que se evitará que pueda dañarse la imagen o reputación de una empresa o un país como es el caso, donde la marca “España”, esta ahora más que tocada.

Tanto los gobiernos de Felipe González como de José María Aznar, tenían peso y se movían con soltura por la intrincada maquinaria de la Administración europea. Los ministros de los distintos departamentos, estaban al cabo de la calle de los temas que podían afectar a los intereses nacionales y cuando algo sucedía contra los intereses de España, se ponían en marcha unos resortes y contactos que estaban listos y preparados. No olvidemos por ejemplo, la impagable labor de la ministra Loyola de Palacio, que llegó a convertirse en la peor pesadilla del comisario europeo de Agricultura, el austriaco Fischler, por la cuestión del aceite de oliva.

Nada que ver desgraciadamente con la situación que vivimos estos días. El Gobierno ha reaccionado tarde, sin capacidad para contrarrestar las declaraciones y acciones de Alemania. Nuestro país ni siquiera ha sido capaz de reaccionar con un contraanálisis que anulara los argumentos germanos que tanto daño están haciendo a nuestras exportaciones, a los que se ha unido ahora Francia pidiendo a los galos que no consuman productos españoles.

¿Funciona el lobby español en Bruselas? ¿Por qué no se ha realizado con anterioridad una campaña europea para promocionar los productos españoles que son de los más controlados y de mayor calidad de toda la Unión? Si como se ha demostrado, los pepinos españoles no son portadores de E.coli ¿por qué no se ha sido más rápido y contundente a la hora de desacreditar los argumentos alemanes? ¿Por qué España no ha puesto el foco de atención mediático en Alemania y más concretamente en Hamburgo, lugar donde está la infección? ¿Por qué el presidente del Gobierno todavía no ha comparecido públicamente para hablar sobre una crisis que cuesta a nuestro país más de 280 millones de euros a la semana?

En fin, preguntas y cuestiones sin responder que ponen de manifiesto la necesidad de estar prevenido y preparado para enfrentarse a situaciones de crisis. De lo contrario nos pasará como al Gobierno que una vez más ha sido pillado a contrapié.

28 de marzo de 2011

Contra la intervención de la Junta Electoral en la información de campaña

Empezaron con la puesta en funcionamiento de ruedas de prensa sin preguntas, donde los periodistas son simples invitados de piedra, dispuestos a recibir lo que gobierno u oposición quieran darles. Tanto éxito tuvo el invento que han sido imitados después hasta por personajillos del mundo de la telebasura.

Pero como los medios han acudido sin muchas protestas a estos simulacros de comparecencia pública, la clase política se ha envalentonado y ahora quieren avanzar un paso más para que los periodistas sean menos molestos al poder, venga de donde venga y sea del color que sea.

Así, con la última reforma de la Ley Electoral aprobada en 2010 en las Cortes por el Gobierno del PSOE, el PP y otros partidos minoritarios, la Junta Electoral podrá imponer a las emisoras privadas de radio y televisión los criterios que según nuestros políticos, deberán aplicarse a la hora de informar sobre la campaña electoral, siendo las elecciones autonómicas y locales de mayo, la fecha para poner en marcha este ataque directo a la Carta Magna de 1978.

Una Constitución que consagra en su artículo 20 entre otros derechos, el de “expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción”, tal y como reza el punto 1.a, mientras que el 1.d habla del derecho “A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión” y el punto 2 dice textualmente que “El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa”.

Esta reforma, que según el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, Fernando González Urbaneja, debería avergonzar a los diputados por amparar semejante atropello, pretende intervenir en la información de campaña disfrazándolo con el argumento de “respetar los principios de pluralismo e igualdad” y “los principios de proporcionalidad y neutralidad informativa”, lo que en la práctica supone entre otras cosas, que si un medio decide celebrar un debate entre candidatos mayoritarios, deberá ofrecer otros debates a tres o cuatro bandas para compensar al resto de candidatos, aunque no interesen a la audiencia de esa emisora privada. Esto por no hablar del control al que estarán sometidas las noticias electorales en los diferentes informativos de los medios privados.

¿Quién es el Gobierno o el Parlamento para imponer a una emisora privada de radio o televisión, lo que debe o no debe decir o hacer durante una campaña electoral mientras cumpla con los requisitos establecidos en la Constitución?

Es por ello preciso, que los ciudadanos en primer lugar, muestren su rechazo a esta injerencia en el ámbito profesional privado del periodismo por la vulneración que supone a la libertad de expresión. En segundo lugar, las emisoras afectadas deberían interponer con carácter urgente las correspondientes acciones legales para parar este atropello, y en tercer lugar y no menos importante, que los periodistas de una vez por todas, se planten y lleven a cabo acciones públicas y decididas en defensa de la libertad de información y de expresión no acudiendo por ejemplo, a ruedas de prensa organizadas para autobombo del convocante de turno.

Mientras que en el caso que nos ocupa, si se llega a poner en marcha este disparate contenido en la reformada Ley Electoral, no se debería cubrir directamente el desarrollo de la campaña.

Los periodistas no pueden pasar a ser meros transmisores de una información filtrada y manipulada. No deben dejar de cumplir sus deberes para con la democracia y los ciudadanos, unos deberes que consisten en ser independientes, en informar, en formar opinión y en garantizar el pluralismo.

7 de febrero de 2011

Cuando la mala educación ocupa un cargo público

Si la educación y el saber estar son la base del comportamiento social de una persona, lo son más todavía si ocupa un puesto público de responsabilidad, pues cualquier actuación o comportamiento que realice dejará de ser de carácter personal, para trascender a la institución o entidad que represente en virtud del cargo que ocupe.

Esto es sin duda lo que no ha tenido en cuenta Aurora Cedenilla Díaz, subdirectora general de Formación de la Dirección General de Tráfico (DGT), que el pasado 29 de diciembre de 2010, tuvo la desafortunada ocurrencia de felicitar el Año Nuevo a los altos cargos de la DGT con un lenguaje más propio de un club de alterne que de un organismo público.

En el correo electrónico enviado por Cedenilla publicado el pasado sábado por el diario ABC y que se reproduce en la imagen, aparecen expresiones como ¡Feliz Año Nuevo!... (y chúpame un huevo!, o ¡Feliz 2010… por el culo te la hinco otra vez!, lo que nos hace temer como pudieron ser las felicitaciones en 2005 ó 2008.

Este lenguaje debe dejarse para el círculo íntimo y personal, no para el público y menos en una persona que ocupa un cargo en la Administración, porque este modo de expresarse no sólo puede molestar a los destinatarios del mismo, sino que además de retratar la personalidad, la educación y la cultura de quien lo envía, daña la imagen del organismo correspondiente, en este caso la Dirección General de Tráfico.

Si comportamientos de bastantes miembros del Gobierno y de las administraciones públicas dejan mucho que desear en lo referente a conocer y respetar determinadas reglas relativas al protocolo, actitudes como la de esta señora ponen en cuestión el saber estar de algunos responsables públicos, por lo que tal vez sería bueno que se les exija un mínimo de educación, o se les haga llegar un manual de buenos modales y protocolo a la hora de asumir el cargo correspondiente.

17 de enero de 2011

Nace Comuniwiki, la wiki de la comunicación

Cuando se cumplen 10 años del nacimiento de Wikipedia, nace en España Comuniwiki http://www.comuniwiki.com/, con el objetivo de convertirse en un espacio en Internet para los profesionales de la comunicación y el periodismo, que sirva para consultar información y documentos sobre estos sectores.

La noticia de este nacimiento digital recogida por la edición electrónica del diario ABC http://www.abc.es/, detalla la historia de la gestación de esta wiki de comunicación creada por el periodista español Pablo Sammarco, a través de su empresa The Social Media Family, especializada en el desarrollo de redes sociales verticales.

Comuniwiki nació hace una semana y desde entonces ha registrado más de 2.000 visitas y más de 600 usuarios únicos. La mayoría de los internautas que la visitan son españoles y el resto de países hispanoamericanos principalmente.

Los espacios wiki, palabra que significa “rápido” en hawaiano, son sitios donde los usuarios pueden crear, editar, borrar o modificar contenidos de manera fácil y rápida en línea y a través de un navegador. Es decir, permiten la inclusión y publicación de contenidos por parte de los suscriptores o colaboradores del wiki correspondiente.

El wiki más grande hasta el momento es el conocido como Wikipedia, la enciclopedia en línea cuyos contenidos han sido escritos por voluntarios de todo el mundo en varios idiomas. Creada el 15 de enero de 2001 por Jimmy Wales y Larry Sanger, tiene en la actualidad más de quince millones de artículos en más de 270 lenguas y supera los 400 millones de visitantes mensuales, lo que hace de este espacio web el más visitado del mundo.

13 de enero de 2011

La Web 2.0 cambia la forma de hacer relaciones públicas

Las relaciones públicas han iniciado una transformación ya imparable a causa de la denominada Web 2.0. El año que ahora comienza verá la implantación definitiva de una nueva forma de trabajar en el sector, donde Internet, la comunicación online y las redes sociales adquirirán mayor protagonismo.

El portal de marketing, publicidad y medios, Marketing Directo http://www.marketingdirecto.com/, recoge las principales tendencias para este 2011 en el ámbito de la comunicación y las relaciones públicas, donde la comunicación online y las redes sociales pasarán a convertirse en las principales centrales de comunicación al ser plataformas de intercambio de noticias, fotos, vídeos e información sobre productos y servicios, lo que hace de ellas un punto de atracción e interés para las empresas y corporaciones que no quieran quedar atrás.

Cada vez más compañías, desde las pymes a las grandes corporaciones, se dan cuenta de que las redes sociales como parte de la red social, les permiten un mayor acercamiento a los usuarios, los consumidores y en definitiva, a todos aquellos públicos que son de su interés. Unos públicos que cada vez más tienen a Internet como su principal punto informativo.

Como ejemplo de esto, según la Asociación de Internautas, la Red se ha convertido en la principal fuente de información para casi el 70% de los usuarios, mientras que más del 43% da veracidad a esa información, un 30% ha colgado alguna vez un comentario sobre productos o servicios y cerca del 30% sólo lee la versión electrónica de la prensa.

España es tras Brasil el país del mundo con el mayor porcentaje de usuarios de redes sociales, mientras que según datos de Telefónica, en 2009 el número de usuarios de Internet superó los 24 millones.

Datos en definitiva que demuestran que las personas están pasando a ser el centro atención de las acciones de relaciones públicas y comunicación de las empresas. Los ciudadanos comienzan a ganar cada vez más protagonismo en detrimento de los medios de comunicación convencionales, pues las compañías empiezan a apostar cada vez más por las redes sociales, los blogs especializados o sectoriales, así como por mejorar el posicionamiento de sus webs en los motores de búsqueda de Internet. Todo ello con un solo objetivo: acceder directamente al usuario, cliente o persona interesada en sus productos, servicios o en la empresa o sector correspondiente.

Las compañías y entidades han visto la importancia de Internet como gran espacio de oportunidades corporativas, al que más pronto que tarde deberán incorporarse sino quieren quedar atrás. Ha comenzado la era de las relaciones públicas 2.0.

4 de enero de 2011

57 periodistas murieron en 2010 a causa de su trabajo

En el año 2010 que acaba de terminar, fueron asesinados en el mundo 57 periodistas a causa de su trabajo, un 25% menos que en 2009, según datos del Balance de la Libertad de la Prensa en 2010 que acaba de publicar Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Según RSF, el año pasado bajó el número de periodistas asesinados en zonas de guerra, pero los profesionales de los medios pasaron a ser las principales víctimas de las mafias, las milicias y todo tipo de traficantes. Al mismo tiempo, 2010 se caracterizó por un gran aumento en el número de secuestros (51), lo que viene a constatar que al periodista ya no se le considera un observador neutral ajeno al conflicto en cuestión y no se respeta su trabajo.

En cuanto a los lugares del mundo donde se produjeron actos contra los periodistas, ningún continente queda libre, lo mismo que en Internet, donde un año más se realizaron arrestos, agresiones y censuras contra periodistas y cibernautas. En 2010 fueron asesinados periodistas en 25 países, incluidos estados europeos como Grecia o Letonia.

Todos estos actos contra los periodistas y la libertad de prensa en el mundo, supusieron que el año pasado 127 profesionales de 23 nacionalidades tuvieran que huir o exiliarse de sus países, como les ocurrió de manera especial a periodistas cubanos, iraníes o africanos.

Los países donde los periodistas estuvieron en mayor peligro durante el año pasado fueron Afganistán y Nigeria

El informe de RSF http://www.rsf-es.org/ resume 2010 de la siguiente manera:

- 57 periodistas asesinados.
- 51 periodistas secuestrados.
- 535 periodistas arrestados.
- 1274 periodistas agredidos o amenazados.
- 504 medios de comunicación censurados.
- 127 periodistas exiliados.
- 152 blogueros y cibernautas arrestados.
- 52 periodistas agredidos.
- 62 países donde el gobierno censura Internet.